La OEA entre fuego cruzado


Las imágenes del acto inaugural de la Asamblea General de la OEA recién celebrada en Bolivia entre los días 3 al 5 de este mes, sugerían la ardua tarea que los asistentes allí, como parte de las delegaciones de sus respectivos países, enfrentarían. A todas luces sería una Asamblea “condimentada” por los actos de las ONG –muchas estuvieron presentes con pancartas en el salón del acto inaugural- por los “mítines” políticos-folklóricos de un presidente anfitrión que promueve su reelección desde ya para el 2014 y por otras cuestiones que solo quizás eran visibles para quienes estuvieron al tanto de las noticias sobre este tema en los días previos a la celebración de la misma.

Pero quien se llevaría los mayores embates sería justamente el organismo que sirve de base para estos “glamorosos” encuentros, la OEA. Sigue leyendo

Anuncios

El Fracaso de un Plan de Paz


Al cumplirse un año y un mes que se iniciaron las protestas contra el régimen de Bashar Al Asad en Siria, la ONU, por medio de su enviado especial Kofi Annan, firma y logra “poner en vigor”, el 12 de abril pasado, un plan de paz que, para la comunidad internacional, representaba una esperanza de avenimiento y diálogo entre las partes en conflicto con el propósito de detener la escalada progresiva de violencia y muerte que se ha estado produciendo en Siria a lo largo de este último año.

A un mes y semanas de que se produjese ese “ensayo” de tregua, muy lastimosamente, hay que decir que todo ha sido un verdadero fracaso. Solo 6 puntos conformaban este plan de paz, los que podían resumirse en un alto al fuego, apertura de negociaciones, autorización de entrada de ayuda humanitaria, todo esto con el fin ulterior de que, luego de calmar los ánimos allí, se iniciase el empedrado camino hacia la transición democrática. Ninguna de las partes lo ha respetado.
Sigue leyendo

Convenio para el Establecimiento de la Zona de Turismo Sustentable del Caribe


De continuar el proceso con el nivel de diligencia que se ha hecho hasta ahora, la República Dominicana se convertiría próximamente en el país número once en depositar el instrumento de ratificación de este importante convenio, por lo que solamente, de acuerdo al Artículo 9 del mismo, faltarían 4 Estados de los firmantes el 12 de diciembre del 2001 en la Isla de Margarita, Venezuela, para que este el mismo entrase en vigor y se cree oficialmente la Zona de Turismo Sustentable del Caribe (ZTSC).

Sigue leyendo

Cuba y la Cumbre de las Américas


Ver al presidente colombiano, Juan Manuel Santos, bajar de un avión en suelo cubano y saber que esa visita “relámpago” ha sido motivada por los aprestos organizativos de la Sexta Cumbre de las Américas que se celebrará en su país los días 14 y 15 de este mes, pero que sobre todo le lleva allí la idea de “dejar contentos a todos” y librarse de cualquier posible sobresalto, es gratificante para los que creemos que hoy por hoy la diplomacia continúa siendo el instrumento más efectivo para que los hombres, como los Estados, puedan entenderse. Sigue leyendo

La ONU y el conflicto en Siria


“…preservar a las generaciones venideras del flagelo de la guerra que dos veces durante nuestra vida ha infligido a la Humanidad sufrimientos indecibles…” así inicia el preámbulo de  la Carta de las Naciones Unidas que fue firmada por 51 Estados en San Francisco, luego de casi cinco años de largas negociaciones para arribar al texto final y como consecuencia inmediata de los horrores vividos por la humanidad durante la Segunda Guerra Mundial.

Este texto es considerado como una especie de “Carta Magna” de la Organización de Naciones Unidas, porque con ella se inicia el tinglado de este sujeto de derecho internacional y se establecen los órganos institucionales  que regirán como estamentos constitutivos en el funcionamiento cotidiano de la misma. Sigue leyendo

Convenio Cultural entre la República Dominicana y la República de Chile


El día 19 de enero del presente año el presidente Leonel Fernández promulgó el Convenio Cultural entre la República Dominicana y la República de Chile el cual había sido firmado el 17 de julio del año 1981 en Santiago de Chile por Manuel E. Tavares Espaillat, quien a la sazón fungía como Secretario de Estado de Relaciones Exteriores dominicano y su homólogo chileno en idénticas funciones.

Con este convenio se pretende crear entre los dos países un ambiente de amplia cooperación, con el objetivo de promover e intensificar las relaciones culturales, educacionales y científicas entre los dos Estados. En ese tenor se establecen en el mismo las especificidades pertinentes para lograr ese propósito, a saber: el reconocimiento mutuo de los títulos y grados académicos expedidos y reconocidos oficialmente por las Partes, la concesión recíproca de becas, la facilitación de la difusión de expresiones culturales autóctonas de un Estado en el territorio del otro, entre otras cosas.

La cultura es hoy en día un elemento esencial en las relaciones internacionales de los países y uno de los ejes transversales de una política exterior programática y bien diseñada, de suerte que posee plena incidencia en aspectos incluso tan decisivos como los factores políticos, económicos y estratégicos que inciden directamente en las relaciones estaduales. La República Dominicana convencida de esto, da pasos de evolución importantes en la difusión de su cultura y de las bondades de su identidad nacional a nivel continental, lo que incorporado a gestiones impolutas de política exterior, buscan posicionar nuestro país en una esfera de atención privilegiada que en un futuro no muy lejano aporte el bienestar oportuno y el reconocimiento merecido al pueblo dominicano.

Los Tratados Internacionales en el marco del nuevo Tribunal Constitucional dominicano.


 

Con la proclamación de la nueva constitución de la República Dominicana  , el 26 de enero del 2010, nace un órgano cuyas atribuciones constitucionales hacen de él un paradigma en el ordenamiento jurídico del país, nos referimos al Tribunal Constitucional; el cual, tiene la encomienda, establecida en el numeral 2 del artículo 185,  entre otras cosas, de ejercer el control preventivo de los tratados internacionales previo a su aprobación congresual.

Esto es un elemento tan importante como innovador en la ratificación de los instrumentos internacionales con los cuales se compromete el país, sobretodo en el entendido de que, teniendo los tratados internacionales carácter básico en la jerarquía de las leyes y perteneciendo los mismos al bloque de constitucionalidad del Estado, la República Dominicana asume con la creación de este tribunal una postura de introspección seria y comprometida que sin lugar a dudas, ha de garantizar la firma y ratificación  sólo de los compromisos internacionales que vayan en beneficio del país, que no colijan con las normas constitucionales establecidas a nivel interno y que sobretodo no comprometan ni menoscaben con responsabilidades quiméricas el futuro de la nación.

En ese sentido, todos los acuerdos internacionales que habían sido sometidos por el Poder Ejecutivo al Congreso Nacional para su aprobación y que al momento de la proclamación de la constitución, entiéndase 26 de enero del 2010, no la hubiesen alcanzado, han sido devueltos a éste para que los mismos sean sometidos al debido control preventivo del Tribunal Constitucional,  papel que por el momento, hasta tanto sean escogidos los miembros de dicho tribunal por el Consejo Nacional de la Magistratura, lleva a cabo la Suprema Corte de Justicia; todo esto como una forma de cumplir a cabalidad con lo dispuesto por la misma Carta Magna.

El Ministerio de Relaciones Exteriores no se exime de las responsabilidades de gestionar todo lo relacionado al proceso de ratificación de los instrumentos internacionales y, a través de su Viceministerio Enlace con el Congreso Nacional, continúa dando seguimiento paso a paso a todo el proceso constitucional correspondiente.