Conflicto fronterizo con olor a petróleo


Hacer un análisis histórico con el objetivo de forjarnos una idea de a quién pertenecen por fin las islas que mantienen enfrentados a Japón y a China es, simplemente, un ejercicio pueril.

Y no lo es porque carezca de importancia, sino porque esta discusión sobre la base de elementos históricos ha durado siglos, pues el tema de la propiedad de estas islas – cinco islotes y tres peñones específicamente- llamadas Senkaku en Japón y Diaoyou en China, no viene (como algunos piensan) desde el Tratado de Shimonoseki en 1895, mediante el cual China le entrego Taiwán y todas sus islas adyacentes, Liaodong y otras posesiones a Japón, sino que desde que se inicia la graficacion de los mares adyacentes al Este y Sudeste asiático, estas disputas están plasmadas en los mapas dependiendo del país al que perteneciera el geógrafo dibujante. Sigue leyendo

Anuncios

Taiwán visto por los ojos de un visitante


Confieso que, aunque conocía a grosso modo aspectos interesantes sobre la República de China (Taiwán), nunca había sentido la curiosidad de visitarla, sin embargo, la vida iba a depararme la agradable sorpresa de poder estar frente a la laptop escribiendo para ustedes mientras en los pasillos del edificio de la Comisión Nacional de Defensa, en donde me encuentro, alguien conversa en mandarín… Estoy de visita en Taiwán por dos semanas y me gustaría compartir con ustedes las particularidades de esta experiencia. Sigue leyendo

Acuerdo entre la República Dominicana y Taiwán sobre el Envío de Voluntarios del Fondo Internacional de Desarrollo y Cooperación de Taiwán.


A lo largo de más de cinco décadas de reconocimiento por parte de la  República Dominicana al estatus político de  la República de  China Taiwán, entre ambos países se ha desarrollado un intenso y fructífero ambiente de cooperación en los más diversos órdenes, dando como resultado la consecución de innúmeros proyectos de suma importancia para nuestro país, por medio de los cuales se ha dado impulso a la creación significativa de empleos, a la producción progresiva y constante de diversos rubros alimenticios, al desarrollo de iniciativas que favorecen la capacitación vocacional en todos los órdenes, a la construcción monitoreada de proyectos hidroeléctricos y de desarrollo de la información y la tecnología, a la implementación de innovadores avances en materia de servicios médicos, entre otros muchos aspectos.

Con la firma estampada por los Ministros de Relaciones Exteriores en el Acuerdo entre la República Dominicana y Taiwán sobre el Envío de Voluntarios del Fondo Internacional de Desarrollo y Cooperación de Taiwán, el 09 de marzo del 2009, ambos países, al tiempo de refrendar el clima de cooperación y de confraternidad existente entre ellos y sus instituciones, revalidan la intención para que, desde Taiwán, se puedan crear las condiciones necesarias para ayudar a nuestro país a robustecer y a diversificar la capacidad técnica de sus instituciones por medio de programas de capacitación y desarrollo.

Una vez más se pone de manifiesto el arqueo controlado y el monitoreo minucioso y con proyección a futuro que en el terreno de las relaciones diplomáticas lleva a cabo el Superior Gobierno con vistas a mejorar la capacidad que como país deberíamos tener en lo adelante, apoyados en la utilización sustancial y objetiva de la cooperación internacional. Este importante acuerdo se suma a los otros tantos que con igual profesionalidad y arraigo han sido llevados a cabo entre ambos estados; por tanto, conscientes de la importancia del mismo, nuestro Congreso Nacional y el Poder Ejecutivo han aprobado y promulgado respectivamente dicho acuerdo bajo la Resolución No. 41-10 del 25 de febrero del corriente año y en los próximos días el Ministerio de Relaciones Exteriores se apresta a enviar la Nota Diplomática y el Instrumento de Ratificación correspondiente informando a Taiwán sobre el finiquito del proceso reglamentario a nivel interno por parte de la República Dominicana y por consiguiente, la apertura legal hacia el inicio y consecución de este, de seguro, fructífero acuerdo.