Vi a Chávez conciliar


Uribe-ChávezTranscurría la tarde del 07 de marzo del 2008 y, aun dentro del moderno auditorio del Ministerio de Relaciones Exteriores, se sentía un ambiente de desagradable calor. Había pasado cerca de ocho horas desde que, en la mañana de ese día, el entonces presidente de Guyana, Bharrat Jagdeo, abriera la ronda de discursos de los Jefes de Estado y de Gobierno que asistían a la XX Cumbre de Jefes de Estado del Grupo de Río que se celebraba en Santo Domingo.

Sigue leyendo

Anuncios

CONVENCION INTERAMERICANA PARA FACILITAR LA ASISTENCIA EN CASOS DE DESASTRE


katrinadm1

La Convención de la que hablamos en este artículo, fue firmada el 06 de julio de 1991 y entró en vigor el 16 de octubre del 1996, con la ratificación de la misma por parte de Panamá, Perú y Uruguay.

Hoy a 18 años de la firma de esta importante Convención y justamente en la administración de una Política Exterior proactiva, volcada en la aportación hacia el fortalecimiento de las instituciones y mecanismos que persiguen la cooperación efectiva de nuestro país en momentos de calamidad, sobre la base de la reciprocidad con otros Estados del hemisferio, depositamos el pasado 17 de julio del 2009 el instrumento de ratificación de tan trascendental Instrumento Internacional.

La Convención Interamericana para Facilitar la Asistencia en Casos de Desastres, constituye en sí, la búsqueda y construcción de un modelo compartido de atención humanitaria multilateral, para actividades de socorro humanitario, rehabilitación, reconstrucción y desarrollo, sin dejar de lado el tema tan necesario de la prevención y creación de mecanismos de mitigación de desastres.

La ratificación de esta Convención representa para la República Dominicana un hecho de trascendental importancia, sobre todo si nos basamos en el consabido hecho de nuestra ubicación geográfica, la que nos coloca en una posición de vulnerabilidad extrema ante la embestida de los fenómenos naturales. Pero, no menos importante es el hecho de que con esta decisión llevada adelante por nuestro país contribuimos objetivamente a la codificación y estructuración jurídica de un marco legal que rija la cooperación y la asistencia inmediata por parte de instituciones ligadas al socorro humanitario en momentos de crisis y de agobio como producto de la ocurrencia de algún funesto acontecimiento de la naturaleza.