El redescubrimiento de Latinoamérica y el comercio en el Caribe


descubrimientoQuinientos veinte años después de que el “buscavidas” de Cristóbal Colón llegara al Caribe, estas “pequeñas e insignificantes islas” siguen siendo la puerta del continente americano. Basta con ver que el puerto en donde “atracaron las naves” de los representantes de la primera y segunda potencia económica del mundo, ha sido, hace tan solo unas semanas, en las acrisoladas aguas del mar Caribe, esta vez, en Port of Spain, Trinidad y Tobago. Desde allí, luego de realizar los “intercambios” – no hablamos de espejitos – de lugar, partirían en conquista  hacia el interior del continente. Sigue leyendo

Tratado de Creación del Consejo Iberoamericano del Deporte, del 04 de agosto del 1994


Cuando la República Dominicana firmó en 1994 el Tratado de Creación del Consejo Iberoamericano del Deporte, lo hacía con la plena convicción de que fomentar el desarrollo y la armonización de los marcos jurídicos e institucionales del deporte, además de propiciar el intercambio de recursos humanos y técnicos en el campo de la capacitación y el mejoramiento del nivel competitivo de los atletas iberoamericanos, habría de constituirse en un medio idóneo en el desarrollo de la cooperación pacífica entre las naciones latinoamericanas.

El deporte se ha constituido en una actividad paradigmática que, rompiendo con las barreras distintivas de color, raza, sexo o clase social, aglutina en un mismo espacio y al mismo tiempo a personas con las más disímiles características y pertenecientes a los más heterogéneos orígenes, convirtiéndose por tanto, en un fenómeno cultural  sin parangón, capaz de servir de armazón privilegiado en donde se cumpla a cabalidad con el respeto a los derechos humanos y a las libertades fundamentales del hombre.

Todas las virtudes precitadas no escapan, igual que toda actividad social, a la necesidad del ordenamiento jurídico y a la creación de órganos institucionales cuya mision nodal sea la de reglamentar, dirigir y coordinar las actividades deportivas y su óptimo desarrollo en el marco de unas relaciones interestales armoniosas; en ese sentido, República Dominicana ha llevado a cabo el proceso de ratificación congresual pertinente y depositó el instrumento que así lo certifica, ante el gobierno de los Estados Unidos Mexicanos el día 13 de julio del 2010, fecha en la que, de acuerdo al artículo 32 del Tratado, ha entrado en vigor para nuestro país.