Dudosos frutos de una primavera que no acaba


primavera_arabe_f_008Ayer escuché al ministro de defensa de España, Pedro Morenés, referirse a la situación heredada en Libia de la laureada primavera árabe, como un escenario de “resultados espantosos”. Esa frase me hizo reflexionar sobre el rosario de situaciones que se han producido como consecuencias de ese “fenómeno social”, disímiles en su forma, pero que en el fondo parecen leyendas urbanas emanadas del mismo libro y escritas por el mismo autor. Sigue leyendo

Julian Assange, vórtice conceptual de un conflicto diplomático


La simple mención de los actores principales de este proceso en el que Ecuador ha otorgado asilo diplomático a Julián Assange, así como las  actuaciones jurídicas y políticas de los mismos en la comunidad internacional en diversos momentos de la historia, además de la postura que cada uno están asumiendo en este caso en específico, es suficiente para deducir que somos testigos de un esquema jurídico-político que sentará un precedente jurisprudencial importante en las relaciones interestatales modernas. Sigue leyendo

El Mes de las Cumbres


En junio, que aún no termina, tres países del continente americano han servido de sede para la realización de sendas cumbres internacionales de alto nivel en las que se discutirían, básicamente, aspectos sobre seguridad alimentaria, crecimiento y estabilidad económica global y por último, desarrollo y evaluación de estrategias de preservación del medio ambiente, respectivamente.

Que se reúnan “nuestros líderes” por un lado tranquiliza –aunque salga caro- y por otro, al ver las resoluciones que alumbran sus debates y exposiciones y los niveles de desacuerdo imperantes en temas cruciales no sólo para sus respectivos países, sino para la comunidad internacional en conjunto y, aún más, para el futuro del planeta, necesariamente produce en nuestro interior, cierto grado de suspicacia y a veces hasta de desesperanza. Sigue leyendo

La OEA entre fuego cruzado


Las imágenes del acto inaugural de la Asamblea General de la OEA recién celebrada en Bolivia entre los días 3 al 5 de este mes, sugerían la ardua tarea que los asistentes allí, como parte de las delegaciones de sus respectivos países, enfrentarían. A todas luces sería una Asamblea “condimentada” por los actos de las ONG –muchas estuvieron presentes con pancartas en el salón del acto inaugural- por los “mítines” políticos-folklóricos de un presidente anfitrión que promueve su reelección desde ya para el 2014 y por otras cuestiones que solo quizás eran visibles para quienes estuvieron al tanto de las noticias sobre este tema en los días previos a la celebración de la misma.

Pero quien se llevaría los mayores embates sería justamente el organismo que sirve de base para estos “glamorosos” encuentros, la OEA. Sigue leyendo

Siria, en el tablero del poder


Cuando veo opiniones disidentes en relación a un posible ataque israelí a Irán, en sus “sobradas” razones para embestir quizás en forma “preventiva “en los lugares en donde se enriquece uranio  iraní, y por otro lado escucho los que comentan acerca del potencial bélico que podría tener Irán para repeler un ataque; en el inconveniente de las distancias que tendrían que recorrer los aviones de combate israelíes sin reabastecerse si quisieran llevar la cantidad de explosivos suficientes para destruir los búnkeres bajo tierra, entre otras muchísimas conceptualizaciones que pudieran ser valederas, pienso que el mundo está entretenido en un juego de poder basado, esta vez, en la propagación interesada de una “idea cosmogónica” de miedo a lo nuclear que tiene por objetivo distraernos de las verdaderas razones que existen detrás de este telón de humo, en el que Siria representa la pieza clave con la que, necesariamente, darán el jaque mate a Irán y se iniciará una recomposición del “tablero mundial” no sin antes bañar el proceso con la sangre de inocentes. Sigue leyendo

La ONU y el conflicto en Siria


“…preservar a las generaciones venideras del flagelo de la guerra que dos veces durante nuestra vida ha infligido a la Humanidad sufrimientos indecibles…” así inicia el preámbulo de  la Carta de las Naciones Unidas que fue firmada por 51 Estados en San Francisco, luego de casi cinco años de largas negociaciones para arribar al texto final y como consecuencia inmediata de los horrores vividos por la humanidad durante la Segunda Guerra Mundial.

Este texto es considerado como una especie de “Carta Magna” de la Organización de Naciones Unidas, porque con ella se inicia el tinglado de este sujeto de derecho internacional y se establecen los órganos institucionales  que regirán como estamentos constitutivos en el funcionamiento cotidiano de la misma. Sigue leyendo

Atacar o no atacar, el dilema de Israel


Leí algo acerca de que en una zona despoblada de Irán se están cavando 320,000 tumbas en las que se pretende sepultar a igual número de enemigos en caso de una invasión de parte de Israel al país persa.Esta iniciativa podría verse como una campaña disuasoria, no obstante, nada de esto es fortuito. Según declaraciones de funcionarios israelíes, sus estrategas de guerra e inteligencia han aconsejado que es el mejor momento para atacar a Irán debido a muchos factores, y a cada momento, el tono de la discusión por el tema del programa nuclear iraní se torna mucho más peligroso. Sigue leyendo

Los años pasan, las luchas son las mismas


Decía Borges, refiriéndose al conflicto que desde 1833 mantienen Argentina y Reino Unido por la posesión de las Islas Malvinas, que esta disputa era como “dos calvos peleándose por un peine”. Justamente este próximo 2 de abril, el mundo recuerda y tristemente conmemora el 30 aniversario de la última conflagración militar ocurrida entre ambos países por este tema, acontecida en 1982 y en la cual murieron cerca de mil personas.

Muchos años han pasado y aunque la posición internacional de ambas partes ha variado significativamente, la razón no les ha llevado a buscar Sigue leyendo

Convención contra la Tortura y otros tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes, del 10 de Diciembre de 1984


Al día de hoy, República Dominicana es parte de cinco de los siete principales instrumentos internacionales sobre Derechos Humanos, solo la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes y la Convención Internacional sobre la protección de los derechos de todos los trabajadores migratorios y de sus familiares, por no haber sido ratificados aún por nuestro país, escapan a esta lista.

Los Derechos Humanos constituyen en sí mismos un elemento medular en la conformación de las bases que garantizan, en pos del desarrollo integral y estructural del individuo, el disfrute de un estado de pleno derecho, de equidad y de respeto a la dignidad humana en cualquier país del mundo, de manera que, en consonancia con esa visión, la República Dominicana firmó el 04 de febrero de 1985 la Convención contra la Tortura y en una visible muestra de voluntad política y de consistencia en la intención de hacer de nuestro ordenamiento jurídico un modelo de legalidad y de respeto por los derechos fundamentales en la región, el Superior Gobierno y el Ministerio de Relaciones Exteriores han llevado a la aprobación congresual dicha convención, abocándose en los próximos días a depositar por ante el Secretario General de Naciones Unidas el Instrumento de Ratificación que convertiría a nuestro país en el numero ciento cincuenta en ratificar la misma.

Han transcurrido, por tanto, casi veintiséis años desde la firma por parte de nuestro país, de esta Convención. Con la aprobación congresual y con la consabida puesta en vigor de la misma dentro de un corto tiempo, se demuestra una vez más el cumplimiento del compromiso que como institución tiene y lleva a cabo el Ministerio de Relaciones Exteriores con el desarrollo en el país de una cultura de protección a los derechos fundamentales del ciudadano y además con la visión programática de una política exterior dirigida por el gobierno y destinada a hacer de nuestra patria un referente obligatorio de respeto a la dignidad primigenia del individuo.

Umbral de un nuevo ciclo de historia


El descubrimiento de America en el año 1492 marca el fin de la Edad Media, que inicia en el año 476 con la caída del Imperio Romano de Occidente.Algunos aducen, en cambio, que este ciclo de la historia termina alrededor del 1453, fecha en la que coinciden tres elementos de naturaleza diferente, pero que, sin embargo, cambiarían radicalmente la visión del mundo de la época: la caída del Imperio Bizantino, la impresión de la Biblia de Gutenberg o invención de la imprenta y el final de la Guerra de los Cien Años. Cualquiera de las dos tesis coincide en que este ciclo histórico perduraría por espacio de alrededor de mil años.

Desde 1453 o 1492, si asumimos cualquiera de las dos fechas propuestas como final de la Edad Media e inicio de la Edad Moderna, transcurrirían unos trescientos años hasta 1789, cuando, con la Revolución Francesa, se inicia la Edad Contemporánea en la que vivimos hasta hoy por espacio de doscientos veintidós años.

La alternación de los ciclos históricos, como podemos ver, requiere cada vez de menos tiempo.

Para que hoy estemos hablando de esta división debieron suceder acontecimientos radicales que transformaron la historia en un antes y un después a su ocurrencia; no así en el mundo en el que vivimos hoy, en el que elementos y fenómenos de importancia demoledora, pero que en muchos casos son invisibles, imperceptibles quizás, pero de una poderosa e impredecible naturaleza, cuya acumulación produce en algún momento una erupción importante en todos los órdenes, marcan, a nuestro entender, hitos que nos estarían dando la señal de la entrada irreversible de todo el sistema en una nueva era de la historia.

La Cumbre del G20, grupo élite que abarca los diecinueve países más industrializados del planeta más la Unión Europea como bloque económico, se reúne en Cannes, Francia, en medio del mayor ambiente de incertidumbre global desde la crisis financiera del 2008 y con una situación mundial enmarcada en cambios relevantes que deben ser tomados en cuenta.

La eurozona se tambalea en medio de importantes disquisiciones que no fueron tomadas en cuenta a la hora de la conversión de las economías en un bloque homogéneo en el que no se tomaron en cuenta las diferencias culturales, políticas y económicas de los países fuertes con los más débiles. El dólar, por otro lado, pierde cada día mas fuerza y ya no puede garantizar la estabilidad que mostraba en otros tiempos, produciendo que, frente a la virtual parálisis del sueño europeo convertido en “unión” y la incertidumbre en torno al euro, el mundo se acerque peligrosamente, como ha señalado reiteradamente el FMI, a una recesión económica de efectos impredecibles y de profundidad y más difícil manejo que la acaecida en el 2008-2009.

Otros elementos ofrecen señales de una variación indetenible hacia nuevos modelos vivenciales a nivel planetario. Por ejemplo, la emersión sostenida de países del Asia y América Latina frente a las tradicionales potencias europeas y norteamericana. China, Japón, Corea, La India e Indonesia tienen un peso en las relaciones internacionales inconmensurable, tanto así que la Unión Europea ve en China la posible salvación a su economía, algo que de producirse, colocaría a ese país en una posición internacional de niveles históricos haciendo variar la balanza de fuerzas desde el occidente hacia el oriente de manera indiscutible, sin mencionar los gastos y experimentos que en materia armamentística se producen en esa zona.

 Pero también podríamos mencionar la ineficacia de la ONU y su Consejo de Seguridad para lidiar con conflictos entre Estados y para garantizar la convivencia pacífica entre ellos, o los casos de protesta que a nivel global adquieren diferentes nombres: Indignados, Primavera Árabe, Occupy Wall Street, Anónimous, etc. y que son una muestra del hastío generalizado hacia el sistema predominante y que, observándolos de forma pragmática, solo saben que están cansados del “orden actual”, pero no tienen claro lo que quieren crear y esa situación los convierte en presa fácil y carne de cañón para que intereses oscuros les utilicen y les manipulen.

Definitivamente, avanzamos hacia otra era en la historia de la humanidad. Ojalá que lo que hemos de ver sea mejor que lo que hemos visto.