10 de agosto de 1809, una fecha para recordar


bolivarLa bruma que acompaña los primeros recuerdos de la infancia solo me permiten remembrar vagamente algunas imágenes de aquella serie televisiva que, en una época, veíamos acompañados de mi madre todas las noches antes de ir a dormir. Sigue leyendo

Anuncios

Cumbre Celac-UE, reinvención de la historia latinoamericana


Clausura-Cumbre-CELAC-UE-e1359314636597-655x356¿Una reinvención podría equipararse a voltear al revés una cosa?

Si no es este exactamente el concepto que se pone de manifiesto en la pasada primera Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac) y la Unión Europea (UE), efectuada en Chile recientemente, no deja de ser algo muy parecido. Sigue leyendo

Archivando un expediente: Año 2012


shutterstock_116650588

Faltan tan solo cuatro días para terminar el 2012 y es momento de archivar este expediente, obviamente, no sin entender y reconocer  la lógica continuidad de muchos procesos que, a nivel internacional, tuvieron como escena los casi ya agotados 365 días de este año.

Por nuestra parte, hemos Sigue leyendo

Chávez, ante un escenario histórico


En dos días, alrededor de 17 millones de personas acudirán a las urnas en Venezuela para elegir al presidente que gobernará desde Miraflores por los próximos seis años, y tendrán que optar entre Henrique Capriles o refrendar en su cargo al actual mandatario Hugo Chávez. Sigue leyendo

El Mes de las Cumbres


En junio, que aún no termina, tres países del continente americano han servido de sede para la realización de sendas cumbres internacionales de alto nivel en las que se discutirían, básicamente, aspectos sobre seguridad alimentaria, crecimiento y estabilidad económica global y por último, desarrollo y evaluación de estrategias de preservación del medio ambiente, respectivamente.

Que se reúnan “nuestros líderes” por un lado tranquiliza –aunque salga caro- y por otro, al ver las resoluciones que alumbran sus debates y exposiciones y los niveles de desacuerdo imperantes en temas cruciales no sólo para sus respectivos países, sino para la comunidad internacional en conjunto y, aún más, para el futuro del planeta, necesariamente produce en nuestro interior, cierto grado de suspicacia y a veces hasta de desesperanza. Sigue leyendo

Umbral de un nuevo ciclo de historia


El descubrimiento de America en el año 1492 marca el fin de la Edad Media, que inicia en el año 476 con la caída del Imperio Romano de Occidente.Algunos aducen, en cambio, que este ciclo de la historia termina alrededor del 1453, fecha en la que coinciden tres elementos de naturaleza diferente, pero que, sin embargo, cambiarían radicalmente la visión del mundo de la época: la caída del Imperio Bizantino, la impresión de la Biblia de Gutenberg o invención de la imprenta y el final de la Guerra de los Cien Años. Cualquiera de las dos tesis coincide en que este ciclo histórico perduraría por espacio de alrededor de mil años.

Desde 1453 o 1492, si asumimos cualquiera de las dos fechas propuestas como final de la Edad Media e inicio de la Edad Moderna, transcurrirían unos trescientos años hasta 1789, cuando, con la Revolución Francesa, se inicia la Edad Contemporánea en la que vivimos hasta hoy por espacio de doscientos veintidós años.

La alternación de los ciclos históricos, como podemos ver, requiere cada vez de menos tiempo.

Para que hoy estemos hablando de esta división debieron suceder acontecimientos radicales que transformaron la historia en un antes y un después a su ocurrencia; no así en el mundo en el que vivimos hoy, en el que elementos y fenómenos de importancia demoledora, pero que en muchos casos son invisibles, imperceptibles quizás, pero de una poderosa e impredecible naturaleza, cuya acumulación produce en algún momento una erupción importante en todos los órdenes, marcan, a nuestro entender, hitos que nos estarían dando la señal de la entrada irreversible de todo el sistema en una nueva era de la historia.

La Cumbre del G20, grupo élite que abarca los diecinueve países más industrializados del planeta más la Unión Europea como bloque económico, se reúne en Cannes, Francia, en medio del mayor ambiente de incertidumbre global desde la crisis financiera del 2008 y con una situación mundial enmarcada en cambios relevantes que deben ser tomados en cuenta.

La eurozona se tambalea en medio de importantes disquisiciones que no fueron tomadas en cuenta a la hora de la conversión de las economías en un bloque homogéneo en el que no se tomaron en cuenta las diferencias culturales, políticas y económicas de los países fuertes con los más débiles. El dólar, por otro lado, pierde cada día mas fuerza y ya no puede garantizar la estabilidad que mostraba en otros tiempos, produciendo que, frente a la virtual parálisis del sueño europeo convertido en “unión” y la incertidumbre en torno al euro, el mundo se acerque peligrosamente, como ha señalado reiteradamente el FMI, a una recesión económica de efectos impredecibles y de profundidad y más difícil manejo que la acaecida en el 2008-2009.

Otros elementos ofrecen señales de una variación indetenible hacia nuevos modelos vivenciales a nivel planetario. Por ejemplo, la emersión sostenida de países del Asia y América Latina frente a las tradicionales potencias europeas y norteamericana. China, Japón, Corea, La India e Indonesia tienen un peso en las relaciones internacionales inconmensurable, tanto así que la Unión Europea ve en China la posible salvación a su economía, algo que de producirse, colocaría a ese país en una posición internacional de niveles históricos haciendo variar la balanza de fuerzas desde el occidente hacia el oriente de manera indiscutible, sin mencionar los gastos y experimentos que en materia armamentística se producen en esa zona.

 Pero también podríamos mencionar la ineficacia de la ONU y su Consejo de Seguridad para lidiar con conflictos entre Estados y para garantizar la convivencia pacífica entre ellos, o los casos de protesta que a nivel global adquieren diferentes nombres: Indignados, Primavera Árabe, Occupy Wall Street, Anónimous, etc. y que son una muestra del hastío generalizado hacia el sistema predominante y que, observándolos de forma pragmática, solo saben que están cansados del “orden actual”, pero no tienen claro lo que quieren crear y esa situación los convierte en presa fácil y carne de cañón para que intereses oscuros les utilicen y les manipulen.

Definitivamente, avanzamos hacia otra era en la historia de la humanidad. Ojalá que lo que hemos de ver sea mejor que lo que hemos visto.