Una extraña primavera árabe


Justo cuando en los Estados Unidos y en gran parte del mundo se conmemoraba tristemente el décimo primer aniversario de los atentados terroristas del 11 de septiembre del 2001 contra las torres gemelas en Nueva York, en Libia, antiguo bastión de Muanmar Gadafi, específicamente en Bengasi, una importante ciudad a orillas del mar mediterráneo, la sede del consulado americano era atacada salvajemente y los integrantes de la legación consular, presas del terror y entre bombazos, disparos y un humo asfixiante, trataban de huir para salvar sus vidas, mientras los pocos guardias de seguridad repelían a duras penas el ataque. Sigue leyendo

Anuncios

Principios de Bandung a propósito de la Cumbre de Los No Alineados


En abril de 1955, faltando solo meses para que se cumplieran diez años desde que se firmara la Carta de Naciones Unidas, documento consensual que sirve de tratado constitutivo de esa organización, se reunieron en Indonesia líderes de 29 países, la mayoría de ellos recién surgidos de procesos de descolonización e independencia, y firmaron  “la Declaración de Bandung” nombre atribuido en honor a la ciudad que sirvió de sede para dicho encuentro.

Sigue leyendo

Luego de 67 años, Japon aún llora a sus hijos


¿Cuántos fueron? Unos dicen 300 mil, otros más conservadores aducen que las víctimas rondan entre los 250 y 280 mil, en fin, podrían haber sido mil, cien o tan sólo una persona, el dolor y la pena por la muerte indiscriminada de hombres, mujeres y niños, como consecuencia directa del lanzamiento de sendas bombas atómicas, el 06 y 09 de agosto de 1945, sobre las ciudades de Hiroshima y Nagasaki, continùa, al cumplirse el 67 aniversario de este aberrante hecho, presente en el corazón de japoneses y de personas que alrededor del mundo repudian la utilización inmisericorde de armas nucleares, independientemente de que se esté librando una guerra o no.

Sigue leyendo

Convenio sobre Cibercriminalidad


Desde el año 2007 nuestro país cuenta con una ley (la 53-07) contra lo que esa misma pieza jurídica denomina como “Delito Tecnológico”, y a partir de la adopción de la misma se creó el Departamento de Investigación de Crímenes y Delitos de Alta Tecnología (DICAT), el cual ha estado trabajando arduamente en la detección de las fuentes desde donde han sido cometidas incursiones ilegales en sistemas electrónicos y tecnológicos tanto a nivel privado como público y en el correspondiente sometimiento a la  justicia de los responsables.

Sigue leyendo

Rio + 20, El Futuro que Queremos


Existe un contraste paradigmático (por lo idealista) y al mismo tiempo quizás hasta impreciso en la concepción de que, en un mundo dirigido por el modelo económico capitalista, puedan reducirse los niveles de pobreza y consecuentemente se reduzcan los altos estándares existentes de energía contaminante, mientras para ello se hace un uso más sostenible y adecuado de los recursos naturales.

Y es que la base primigenia en las relaciones capitalistas están hoy por hoy basadas en el uso  indiscriminado e irresponsable de los recursos naturales sin importar que para ello se creen niveles exorbitantes de energía sucia o que el entorno, que nuestra generación le debemos a nuestros nietos y bisnietos, sea progresivamente depredado y llevado hasta niveles de descalabro alarmante. Sigue leyendo

Taiwán visto por los ojos de un visitante


Confieso que, aunque conocía a grosso modo aspectos interesantes sobre la República de China (Taiwán), nunca había sentido la curiosidad de visitarla, sin embargo, la vida iba a depararme la agradable sorpresa de poder estar frente a la laptop escribiendo para ustedes mientras en los pasillos del edificio de la Comisión Nacional de Defensa, en donde me encuentro, alguien conversa en mandarín… Estoy de visita en Taiwán por dos semanas y me gustaría compartir con ustedes las particularidades de esta experiencia. Sigue leyendo

Umbral de un nuevo ciclo de historia


El descubrimiento de America en el año 1492 marca el fin de la Edad Media, que inicia en el año 476 con la caída del Imperio Romano de Occidente.Algunos aducen, en cambio, que este ciclo de la historia termina alrededor del 1453, fecha en la que coinciden tres elementos de naturaleza diferente, pero que, sin embargo, cambiarían radicalmente la visión del mundo de la época: la caída del Imperio Bizantino, la impresión de la Biblia de Gutenberg o invención de la imprenta y el final de la Guerra de los Cien Años. Cualquiera de las dos tesis coincide en que este ciclo histórico perduraría por espacio de alrededor de mil años.

Desde 1453 o 1492, si asumimos cualquiera de las dos fechas propuestas como final de la Edad Media e inicio de la Edad Moderna, transcurrirían unos trescientos años hasta 1789, cuando, con la Revolución Francesa, se inicia la Edad Contemporánea en la que vivimos hasta hoy por espacio de doscientos veintidós años.

La alternación de los ciclos históricos, como podemos ver, requiere cada vez de menos tiempo.

Para que hoy estemos hablando de esta división debieron suceder acontecimientos radicales que transformaron la historia en un antes y un después a su ocurrencia; no así en el mundo en el que vivimos hoy, en el que elementos y fenómenos de importancia demoledora, pero que en muchos casos son invisibles, imperceptibles quizás, pero de una poderosa e impredecible naturaleza, cuya acumulación produce en algún momento una erupción importante en todos los órdenes, marcan, a nuestro entender, hitos que nos estarían dando la señal de la entrada irreversible de todo el sistema en una nueva era de la historia.

La Cumbre del G20, grupo élite que abarca los diecinueve países más industrializados del planeta más la Unión Europea como bloque económico, se reúne en Cannes, Francia, en medio del mayor ambiente de incertidumbre global desde la crisis financiera del 2008 y con una situación mundial enmarcada en cambios relevantes que deben ser tomados en cuenta.

La eurozona se tambalea en medio de importantes disquisiciones que no fueron tomadas en cuenta a la hora de la conversión de las economías en un bloque homogéneo en el que no se tomaron en cuenta las diferencias culturales, políticas y económicas de los países fuertes con los más débiles. El dólar, por otro lado, pierde cada día mas fuerza y ya no puede garantizar la estabilidad que mostraba en otros tiempos, produciendo que, frente a la virtual parálisis del sueño europeo convertido en “unión” y la incertidumbre en torno al euro, el mundo se acerque peligrosamente, como ha señalado reiteradamente el FMI, a una recesión económica de efectos impredecibles y de profundidad y más difícil manejo que la acaecida en el 2008-2009.

Otros elementos ofrecen señales de una variación indetenible hacia nuevos modelos vivenciales a nivel planetario. Por ejemplo, la emersión sostenida de países del Asia y América Latina frente a las tradicionales potencias europeas y norteamericana. China, Japón, Corea, La India e Indonesia tienen un peso en las relaciones internacionales inconmensurable, tanto así que la Unión Europea ve en China la posible salvación a su economía, algo que de producirse, colocaría a ese país en una posición internacional de niveles históricos haciendo variar la balanza de fuerzas desde el occidente hacia el oriente de manera indiscutible, sin mencionar los gastos y experimentos que en materia armamentística se producen en esa zona.

 Pero también podríamos mencionar la ineficacia de la ONU y su Consejo de Seguridad para lidiar con conflictos entre Estados y para garantizar la convivencia pacífica entre ellos, o los casos de protesta que a nivel global adquieren diferentes nombres: Indignados, Primavera Árabe, Occupy Wall Street, Anónimous, etc. y que son una muestra del hastío generalizado hacia el sistema predominante y que, observándolos de forma pragmática, solo saben que están cansados del “orden actual”, pero no tienen claro lo que quieren crear y esa situación los convierte en presa fácil y carne de cañón para que intereses oscuros les utilicen y les manipulen.

Definitivamente, avanzamos hacia otra era en la historia de la humanidad. Ojalá que lo que hemos de ver sea mejor que lo que hemos visto.