La resaca del alcohol… digo, del Poder


Hangover, resaca, guayabo, goma, chuchaqui, futsukayoi … son solo algunos denominativos utilizados en ciertos países para definir aquello que el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española instituye como: “cuadro de malestar general que padece al despertar quien ha bebido alcohol en exceso”.

Todos los que en algún momento de sus vidas han pasado por la ingesta de alcohol, sin importar la razón (social, compulsiva, depresiva, celebrativa, etc.), conocen la sensación de muerte que se produce después de abusar de las copas y de su contenido; mucho peor si a la ingesta pura y simple de alcohol se agrega el hecho de la mezcla de marcas o a la par de otras bebidas espirituosas o simplemente el acompañamiento clásico y pernicioso al trago: uno o diez  tabacos…

La cabeza duele en demasía… la respiración que normalmente surge de manera acompasada de nuestros pulmones adquiere visos de lamento febril salido de las entrañas de un túnel frio y lastimero, nuestra presión sanguínea es tan fuerte y tan perfectamente palpable, que sentimos que todo el cuerpo se estremece al compás del latido del corazón, en fin, es un panorama y una sensación tan penetrante que percibimos de cerca una agonía tal, que más de uno ha de exclamar: “Co.. no vuelvo a beber jamás”.

Sin embargo, la sensación de bienestar, desinhibición, alegría, gozo, holgura, en la  que se deleita  la persona en los momentos de paladear el gustillo exquisito y el aroma embriagante del alcohol, hacen que de nuevo el individuo condescienda ante la tentación de sentirse dios en el lapso de tiempo comprendido entre la elevación del nivel etílico en sus venas y el momento en que el cuerpo comienza a rechazar de forma natural todo ese universo creado bajo la combinación de la imaginación y el efecto alucinógeno del alcohol.

Todo ese proceso es muy parecido a otro que se da en nuestra sociedad: “La embriaguez producto del PODER”. Según dice Foucault: “el poder debe ser ejercido en red y, en ella, los individuos no sólo circulan, sino que están siempre en situación de sufrirlo, pero también de ejercerlo en determinado momento de su vida”. Cuando el individuo, en su corto o perezoso juicio, no se da cuenta del carácter cíclico y, por tanto, flotante, inestable del poder; cuando éste no es asumido en esa forma y muy por el contrario, es tomado como rehén individual por una persona, buscando ser dios, embriagándose de sus efectos, minimizando elementos circundantes (incluyendo a las personas), lacerando, lastimando, humillando, inutilizando la dignidad de los “humanos inferiores” que les son útiles a sus desmanes caricaturescos; huyendo del sufrimiento que puede acarrear el mismo y produciendo angustia, pesadumbre a diestra y siniestra a las demás personas, simplemente ha de esperarse que la resaca, el hangover, el futsukayoi, o como usted quiera llamarle, ha de ser sumamente aleccionador, pero sobretodo, muy doloroso, triste y lamentable.

“Todo pasa y todo queda”, reza una hermosa canción del poeta y cantante Joan Manuel Serrat… Ojalá que cuando todo pase, por lo menos quede algo de lo que una vez fue ese ser humano y que la resaca producida por el poder que le embriagó no arrase con lo que subsista aún en ese momento de su condición de “pobre persona”.

La resaca por alcohol arranca suspiros de quienes observan: “pobre borracho!”…

La resaca a causa del poder solo concita desprecio y glosas recriminatorias de quienes habitaban el mismo espacio aunque pasasen desapercibidos, además de cruda repulsa de parte de los que fueron a la fiesta y aunque tomaron ligeras dosis de poder, nunca llegaron al penoso estado de embriaguez…

Salud!!!::::

Anuncios

Un pensamiento en “La resaca del alcohol… digo, del Poder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s