Desahogos…


desahogo

Los países subdesarrollados (o mejor dicho, la República Dominicana) nunca han de pasar a otro estadío de bienestar social conjunto, a menos que se erradique la cultura de hacer lo que nos viene en ganas en el momento en que nos dé la gana, sin regulación que nos parezca valedera…

O hasta que desde las entrañas del pueblo mismo y desde los cimientos de los hijos  más nobles de estas tierras surjan verdaderos lábaros irreductibles de grandeza y de entrega rotunda a la empresa de la búsqueda del bien común.

El asunto es el siguiente:

Cómo es posible que no exista regulación alguna que obligue a los dueños de colegios privados a ceñirse a un reglamento general que norme las tarifas y los asuntos a ser cobrados a los padres de los niños en edad escolar???? Es sorprendente que hasta los benditos “suaper” de limpiar se les cobre, aparte de todas las cosas que deben pagar los padres para garantizarle a sus hijos (en un país que independientemente del gobierno de turno, nunca a logrado ser verdadero defensor de los derechos de los ciudadanos que, en ejercicio del poder soberano del voto le colocan en el atrio gubernamental), por lo menos la esperanza de que cuando crezcan van a vivir en un país en donde haber pagado todas esas “diabluras, basuras  y nimiedades” vaya a servirle de algo. Me llega una cuestión a la mente: si los padres deben pagar aparte todas esas m…, por concepto de qué se puede decir que se paga la alta mensualidad que cobran????

Paradójicamente, la República Dominicana hace esfuerzos desde algunos órganos del Estado para mejorar en muchas áreas, (de eso soy testigo de excepción), más no obstante eso, la cultura de aprovecharse de las circunstancias en desmedro de los que están en desventaja impregnada en las sienes del dominicano (no de todos) es tan avasallante que, por más esfuerzos que se hagan, difícilmente este pais abandone el estadío de pobreza, pudredunmbre, descalabro, desesperanza, subdesarrollo y demás cosas abominables en las que está inmerso.  

Es una verdadera lástima, sin embargo, no basta con que desde el Estado se traten de proveer (que en verdad no se proveen) todos los métodos o medios  de cohersión necesarios para obligar a los ciudadanos a ser “buenos dominicanos” si no existe en la más profunda y recóndita convicción del mismo el deseo o la propensión a serlo… 

Definitivamente, que irá a pasar??????

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s