PROTOCOLO ADICIONAL A LOS CONVENIOS DE GINEBRA DEL 12 DE AGOSTO DE 1949, RELATIVO A LA APROBACION DE UN SIGNO DISTINTIVO ADICIONAL (PROTOCOLO III) DEL 08 DE DICIEMBRE 2005.


Cristal RojoEl primer Convenio de Ginebra que buscaba garantizar protección humanitaria a los caídos, victimas de conflagraciones bélicas, se efectuó en 1864 y se refería exclusivamente a los militares envueltos en estos conflictos. Más tarde se revisan las normas estipuladas allí y se amplían, con el objetivo de abarcar aspectos referentes al trato hacia los prisioneros de guerra; podríamos decir que justo ahí se inician los “primeros pininos” del Derecho Internacional Humanitario, y con él, la adopción del símbolo denominado “Cruz Roja”, como sinónimo de neutralidad de las personas avocadas a las labores propias de este renglón del Derecho.

Para finales del siglo XIX se utilizaban indistintamente el símbolo de la cruz roja y además, otro denominado “media luna roja”. El Convenio de Ginebra de 1929, buscó legitimar estas dos insignias como una necesidad para el reconocimiento internacional de las entidades encargadas de aliviar la suerte de los heridos y enfermos resultantes de las campañas bélicas que proliferaban en el mundo.

En 1949, se aprueban ambos signos y se consagra la finalidad de los mismos como lábaros que deben significar el respeto debido a la persona que sufre y está indefensa en medio de una conflagración bélica, a la cual se ha de ayudar, sea amiga o enemiga, sin distinción de nacionalidad, raza, religión, clase social u opinión. Sin embargo, el principal problema que debían afrontar estos emblemas es la versión de que, en determinados contextos, adquieren una connotación religiosa o política. Con el fin de solucionar este inconveniente, los Estados Partes en los Convenios de Ginebra aprobaron un III Protocolo adicional a los Convenios, en una Conferencia Diplomática que tuvo lugar en Ginebra, el 5 al 8 de diciembre de 2005.

Mediante este instrumento se reconoce un emblema adicional, compuesto de un marco rojo cuadrado sobre fondo blanco, colocado sobre uno de sus vértices y que, por lo general, se denomina “el cristal rojo”. La forma y el nombre de este emblema adicional fueron el resultado de un largo proceso de selección, cuya finalidad era llegar a un resultado desprovisto de cualquier connotación política, religiosa o de otra índole, y que por lo tanto podía emplearse en todo el mundo.

La finalidad del cristal rojo no es sustituir a la cruz roja ni a la media luna roja, sino ofrecer una alternativa. La República Dominicana, sobre esta premisa, suscribió este Protocolo el 06 de julio del 2006 y el mismo, después de un recorrido por los anaqueles ordinarios de legitimación interna propia de nuestro ordenamiento constitucional, fue promulgado el 30 de octubre del 2008, fue depositado el 01 de abril del 2009 y entrará en vigor para nuestro país el 01 de octubre de este mismo año.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s