CONVENCION DE LAS NACIONES UNIDAS SOBRE EL DERECHO DE MAR (CONVEMAR)


CONVENCION DE LAS NACIONES UNIDAS SOBRE EL DERECHO DE MAR (CONVEMAR)

 

Sin duda alguna, la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho de Mar (catalogada acertadamente como la Constitución de los Océanos)  es uno de los Tratados multilaterales más importantes desde la firma de la Carta de las Naciones Unidas.

Esta apreciación no se hace a priori, sino que es el resultado de la observación del desenlace de los hechos que culminan con la creación de este código universal de Derecho Internacional en lo relativo a la reglamentación de los asuntos, actividades y leyes que han de regir en los mares y océanos que circundan la masa terrestre de nuestro planeta.

Desde la teoría de Hugo Groccio (Mare Liberum) en la que se esgrimía la idea de no posesión objetiva de los mares por parte de los Estados, debido a que los mismos carecían del carácter  de ocupación efectiva, como en efecto ocurre con la tierra, y que por lo tanto, éstos debían continuar siendo libres para todos, pasando por la idea de la posibilidad de que un país pudiese controlar sus costas hasta una distancia relativa al disparo de un cañón, hasta la declaración Truman de 1945 en relación a la disposición de los Estados Unidos de regentear como su entera y legal posesión todos los recursos naturales del suelo y subsuelo por debajo de la plataforma continental adyacentes a las costas de su país y  con el primer establecimiento explícito de 200 millas náuticas como referente legal de dominio de mares frente a las costas de Chile (Declaración González Videla de 1947), la humanidad ha transitado un largo trayecto histórico hasta la firma el diez de diciembre de mil novecientos ochenta y dos (10/12/1982) en Montego Bay, Jamaica, de la importante  Convención que hoy es objeto de este comentario.

La Republica Dominicana se ha tomado veintiséis años desde la firma de este Instrumento Internacional para promulgarlo, como en efecto lo hizo el veintiocho de noviembre del pasado año, (28/11/2008) y, sin lugar a dudas, el Superior Gobierno, como parte de la cruzada iniciada junto a la Secretaría de Estado de Relaciones Exteriores, de enrumbar a nuestro país por senderos acordes al supremo Derecho Internacional, ha considerado que este es el mejor momento para ratificar la misma y en concordancia a esta determinación da los pasos correctos y necesarios para  que este proceso termine con éxito en un tiempo relativamente corto, encontrándose ya en los trámites finales para el depósito definitivo de nuestro instrumento de ratificación ante el Secretario General de las Naciones Unidas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s